be part of the conversation

MAP y Whatsapp, al servicio del cualitativo online

Communinsights - Whatsapp

MAP y Whatsapp, al servicio del cualitativo online

En un inicio de curso bastante intenso, como hacía tiempo que no veía, he tenido la suerte de probar dos “nuevas plataformas” de investigación online, Sysomos Map y Whatsapp. Sí, has leído bien, Whatsapp también es una herramienta de investigación cualitativa.

Pero empecemos por MAP, la solución de SYSOMOS para la búsqueda y análisis de “La conversación”, aquello que ocurre en la Red independiente de nuestras preguntas, necesidades y objetivos.

http://sysomos.com/products/map

MAP, como otras herramientas equivalentes, nos permite hacer búsquedas extremadamente elaboradas –conviene hacer antes un cursillo de booleanos– para encontrar qué se dice en la red sobre un tema concreto, una marca, producto, cualquier cosa. MAP se ocupa de buscar en todas las redes, foros y blogs que se le ocurren, más aquellos que tú expresamente le indiquen –p.ej. si es algo muy local o especializado- y devolverte los datos tanto en crudo –links a las fuentes- como más o menos analizados –en qué tipo de fuente se habla, si el tono es positivo o negativo, etc.-.

Como me suele ocurrir con estas herramientas, acostumbro a encontrar más valor en el acceso directo a las fuentes –donde se contextualiza mejor- que en el análisis automático, pero es innegable que cada vez ofrecen unos outputs más interesantes, atractivos visualmente y aprovechables de cara al análisis. Para proyectos de netnography y para saber qué se dice de nosotros en todo momento, es una opción más que interesante.

Whatsapp, versátil y universal

Sobre Whatsapp hay poco que decir que no sepamos todos ya como usuarios.  Una plataforma de adopción universal en España; permite escribir, hablar, intercambiar archivos; el moderador puede interactuar cómodamente desde su PC mientras el entrevistado está en casa, en la calle o, mejor aún, en un punto de venta… Whatsapp es un plataforma básica pero interesante para hacer acompañamientos virtuales al punto de venta, seguir el proceso de compra y “asistir” a ese momento clave en el que el consumidor se enfrenta al lineal.

No todo son maravillas. La intervención del moderador inevitablemente altera el comportamiento del entrevistado, la conversación escrita (desde el móvil!) es lenta y con tendencia a la superficialidad,  y a menudo quedan interrogantes en el aire que te harían desear estar allí, en ese punto de venta, observando y entendiendo exactamente qué acaba de ocurrir. Pero a cambio el entrevistado se mueve a su aire, sin escolta; la conversación queda perfectamente almacenada en Whatsapp hasta que la exportamos, con sus fotos y videos; y todavía mantiene su atractivo cuando ilustramos el informe de resultados con un pantallazo que subraya nuestros insights.

Como conclusión, me quedo con algunas reflexiones sobre las que pensar:

  • Las entrevistas escritas a tiempo real tienden a la lentitud y la superficialidad: es indispensable simplificar y sintetizar los objetivos –y la guía- para obtener resultados valiosos.
  • Si se quiere mayor profundidad y razonamiento, hay que recurrir al multimedia –voz o video- o a la escritura asíncrona –blog, foro, comunidad-.
  • El poder de una buena fotografía que ilustra lo que el entrevistado está viendo/haciendo/pensando es enorme. Cuando coincide con una buena reflexión escrita por su parte, tenemos una combinación insuperable.

 

1 comentario

Deja un comentario